Los primeros síntomas de demencia suelen ser leves y afectan a la rutina diaria de los mayores. Te damos las claves para detectarlos.

A todos nos da miedo lo desconocido, y más si se trata de un asunto relacionado con la salud de algún ser querido. ¿Empiezas a notar comportamientos extraños en tu familiar? ¿Tiene despistes, pérdidas de memoria o siente desorientado? Puede ser una situación temporal o quizás son los primeros síntomas de demencia. Pero tranquilo, no estás solo. Es el momento de buscar al equipo de profesionales adecuado para garantizar tanto su bienestar y calidad de vida.

Primeros síntomas de demencia

La demencia es un síndrome por el cual la función cognitiva de las personas se deteriora a mayor velocidad o con más gravedad que a consecuencia del envejecimiento normal. Se caracteriza por afectar a la memoria, al pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio.

La demencia aparece de forma progresiva y los primeros síntomas suelenser tan leves que muchas veces pasan desapercibidos. Sin embargo, según va avanzando la enfermedad, se hacen más notorios. Esos pequeños despistes u olvidos dejan de parecer algo normal o típico de la edad y empiezan a alertarnos de que algo más está ocurriendo en la mente de nuestro ser querido.

obra de arte

No se trata de una enfermedad que afecte a todo el mundo por igual, por lo tanto, los primeros síntomas de demencia pueden variar de una persona a otra. Aun así, la Organización Mundial de la Salud (OMS), destaca los siguientes signos son comunes en una etapa temprana del síndrome:

  • Tendencia al olvido.
  • Pérdida de la noción del tiempo
  • Desubicación espacial, incluso en lugares conocidos.
“No se trata de una enfermedad que afecte a todo el mundo por igual, por lo tanto, los primeros síntomas pueden variar de una persona a otra”

Cómo detectar los síntomas de demencia

escaner cerebro

Antes de nada, es necesario subrayar que el concepto demencia abarca a muchas enfermedades, cada una con un cuadro de inicio distinto. Aunque la más común de esas enfermedades es el alzhéimer, que representa el 60-70% de los casos.

Otras formas frecuentes son la demencia vascular, la demencia por cuerpos de Lewy (agregados anormales de proteínas en el interior de las células nerviosas) y un grupo de enfermedades que pueden contribuir a la demencia frontotemporal (degeneración del lóbulo frontal del cerebro). Los límites entre las distintas formas de demencia son difusos y frecuentemente coexisten formas mixtas.

¿Cómo podemos detectar que nuestro familiar comienza a enfrenarse a alguno de estos síndromes? Como mencionábamos en el punto anterior, los primeros síntomas suelen afectar a la rutina diaria del familiar. Repite conversaciones, olvida citas, no sabe dónde ha guardado las llaves, etc. También le cuesta resolver problemas simples (como calcular la vuelta de una compra), completar tareas sencillas o saber cómo llegar a algún lugar que conoce bien.

“Los primeros síntomas suelen afectar a la rutina diaria del paciente.”

Qué hacer si mi familiar tiene síntomas de demencia

No hay ningún tratamiento que pueda curar la demencia, pero sí que existen tratamientos que pueden frenar su evolución. Existen numerosos tratamientos nuevos que se están investigando y se encuentran en diversas etapas de los ensayos clínicos.

Sin embargo, sí existen numerosas intervenciones que se pueden ofrecer para apoyar y mejorar la vida de las personas con demencia y sus cuidadores y familias. Y es que este tipo de síndromes tienen consecuencias abrumadoras en las familias de las personas afectadas y sus cuidadores. Se pueden sentir limitados por no poder ofrecerles una atención constante y unas instalaciones seguras que garanticen su seguridad y bienestar físico y mental.

Lo más importante es que si las personas cercanas a la persona mayor detectan algunas de estas señales, no deben dejarlas pasar: cuanto antes consulten con el médico, mayores serán las probabilidades de que el paciente mantenga una buena calidad de vida durante más tiempo.

Y en caso de que el cuidado en casa no sea posible, siempre existirán alternativas para cuidar de personas con demencia de manera dedicada, cercana y profesional.

En Valdeluz Mayores, somos expertos en el cuidado de los mayores con demencia, siendo Centros Libres de Sujeciones y promoviendo el uso de terapias no farmacológicas como complemento al tratamiento, mejorando así su autonomía y calidad de vida.

¿Quieres conocer a nuestro equipo multidisciplinar de profesionales?