¿Cuidar de un familiar con demencia mejor en casa o en residencia? Muchos familiares se hacen esta pregunta cuando un ser querido empieza a mostrar síntomas de demencia. Hoy queremos ayudarte a entender esta enfermedad, para tomar la mejor decisión para ti y para los tuyos.

La demencia es una de las principales causas de discapacidad y dependencia entre las personas mayores en el mundo entero. Y el número de personas que la padecen aumenta rápidamente. Conseguir un cuidado constante, cercano y profesional es una de las preocupaciones de las familias que cuentan con algún caso en su hogar. Por eso queremos hablar de si cuidar al mayor con demencia es mejor en casa o en residencia especializada.

¿Qué es la demencia?

La demencia es un síndrome –generalmente de naturaleza crónica o progresiva– caracterizado por el deterioro de la función cognitiva (es decir, la capacidad para procesar el pensamiento) más allá de lo que podría considerarse una consecuencia del envejecimiento normal.

La demencia es un síndrome caracterizado por el deterioro de la función cognitiva”

La demencia afecta a la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio. El deterioro de la función cognitiva suele ir acompañado, y en ocasiones es precedido, por el deterioro del control emocional, el comportamiento social o la motivación.

Los primeros síntomas de la demencia pueden ser vagos y varían de una persona a otra. Si has percibido un cambio en un familiar cercano, los pasos que te presentamos a continuación pueden ayudarte a entender qué le ocurre y cómo proceder para saber si es mejor continuar cuidando del mayor en casa o en una residencia.

Tipos de demencias

Según su causa o cual es el origen, encontramos diferentes tipos de demencia:

  • Demencia degenerativa primaria: con un origen desconocido y avance irreversible. Por ejemplo la enfermedad de Alzheimer, demencia frontotemporal, enfermedad de Pick, de Parkinson, de Huntington…
  • Demencia vascular: cuando hay una destrucción del tejido cerebral producido por un accidente cerebrovascular (ACV) o un bloqueo del torrente sanguíneo. Por ejemplo, demencia multiinfarto, hemorrágica, por hipoperfusión…
  • Demencia secundaria: se origina por un trastorno neurológico o por otra causa o enfermedad, como un tumor cerebral, fármacos, enfermedades neurológicas como la epilepsia…

Ya hemos tratado el Alzheimer en artículos anteriores, así que nos centraremos en explicar otras. La Demencia Vascular se vincula a procesos vasculares-cerebrales como microinfartos cerebrales, hipertensión arterial y otros hábitos. Se caracteriza por un proceso escalonado con estabilización-mejoras y presenta alteración de la marcha, labilidad emocional y alteración de la memoria.

La demencia frontotemporal afecta principalmente los lóbulos frontal y temporal del cerebro. Estas áreas del cerebro están generalmente asociadas con la personalidad, la conducta y el lenguaje.

También está el parkinson, la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente, que implica la pérdida de grupos de neuronas en el cerebro. Se trata de un tipo de trastorno del movimiento. Ocurre cuando las células nerviosas (neuronas) no producen suficiente cantidad de una sustancia química importante en el cerebro conocida como dopamina. Algunos casos son genéticos pero la mayoría no parece darse entre miembros de una misma familia.

Por último, la Demencia por Cuerpos de Lewy, es una enfermedad o síndrome degenerativo y progresivo del cerebro. Se caracteriza por alucinaciones visuales, trastornos del movimiento, un pensamiento lento, dificultad de concentración, alteración del sueño y rigidez de la marcha.

Fases de demencia

La demencia es una enfermedad progresiva. Hay diferentes fases según la gravedad de los síntomas.

Fase inicial

Suele pasar desapercibida, ya que el inicio es gradual y los síntomas no son continuos, sino que aparecen de vez en cuando. La persona todavía es capaz de llevar una vida con relativa normalidad. Los más comunes incluyen:

Fase moderada

A medida que la demencia evoluciona hacia la etapa intermedia, los signos y síntomas se vuelven más evidentes y limitan mucho más a la persona afectada. Es aquí cuando puede empezar a tener problemas para realizar su rutina habitual o incluso para garantizar su seguridad. Se hace evidente que la persona está perdiendo autonomía. En esta etapa las personas afectadas:

  • Empiezan a olvidar acontecimientos recientes, así como los nombres de las personas.
  • Se encuentran desubicadas en su propio hogar.
  • Tienen cada vez más dificultades para comunicarse y empiezan a perder mucho vocabulario.
  • Empiezan a necesitar ayuda con el aseo y cuidado personal.
  • Fallan los movimientos instintivos, se mueven con lentitud y pierden el equilibrio con facilidad
  • Pueden tener conductas agresivas, cansancio constante, miedos injustificados…
  • Sufren cada vez más cambios de comportamiento, por ejemplo, dan muchas vueltas por la casa o repiten varias veces las mismas preguntas.

Fase severa

En la última fase de la demencia, la más avanzada, la dependencia es completa. La persona es incapaz de desempeñar las actividades de la vida diaria y pasa la mayor parte del tiempo en reposo, siendo completamente dependiente. Las alteraciones de la memoria son graves y los síntomas y signos físicos son evidentes.:

  • Pérdida completa de la memoria reciente y pasada.
  • Una creciente desubicación en el tiempo y en el espacio.
  • Dificultades para reconocer a familiares y amigos.
  • Una necesidad cada vez mayor de ayuda para el cuidado personal.
  • Dificultades para caminar y para hablar.

Además, como consecuencia de la pérdida de sus funciones pueden sufrir otro tipo de enfermedades.

Residencia San Blas

Cómo actuar cuando mi familiar tiene demencia

Health Direct recomienda comenzar hablando con el familiar afectado sobre lo que ha notado y sugerirle acudir a una primera visita médica que evalúe la situación. Será entonces cuando busquemos la mejor solución.

Por desgracia, en la mayoría de los casos se trata de un proceso irreversible, pero existen algunos tratamientos que ayudan a combatir o ralentizar su evolución. En lo que sí podemos actuar es en que el paciente viva de la mejor forma posible. Es aquí donde entra en juego de nuevo la pregunta: ¿Dónde estará mejor atendido mi familiar con demencia? ¿En casa o en residencia?

Como ya sabemos, no hay mejor lugar que el hogar cuando la situación familiar o personal lo permite. Además, cuando se padece algún tipo de demencia es beneficioso estar en lugares que el paciente reconoce y que le son familiares. Sin embargo, como hemos visto, la demencia tiene tres fases y los síntomas empeoran con el tiempo. Llega un punto en que la supervisión ha de ser constante si queremos garantizar la seguridad y el bienestar de nuestro familiar. Algo que, es muy complicado para poder gestionar en casa, y es necesaria la atención por parte de personal especializado.

Son en esos momentos cuando las residencias especializadas en el cuidado de demencias se presentan como la opción más lógica y cómoda tanto para el paciente como para su familia. Eso sí, siempre y cuando cumpla con los criterios necesarios para garantizar un cuidado cercano y completo.

Elegir una residencia especializada en demencia

En resumen la residencia especializada en demencias tiene que contar con:

  • Equipo especializado y con total conocimiento de la enfermedad.
  • Unidades de convivencia específicas y diferenciadas e instalaciones adaptadas.
  • Últimas tecnologías en el cuidado del mayor con demencia.
  • Trato individualizado a cada paciente.
  • Contacto continuado con los familiares.
Acompañamiento demencia

Es el caso de nuestras residencias de Valdeluz Mayores, trabajamos con la última tecnología, y contamos con personal experto en mayores y especializado en el tratamiento de las demencias, lo que permite ofrecer el mejor cuidado, atención y rehabilitación específica al mayor y su familia.

Nos importa cada uno de los mayores, por eso todos nuestros residentes, y especialmente aquellos que padecen cualquier tipo de demencia, reciben sus cuidados de forma individualizada. Para que el flujo de comunicación con el enfermo de demencia sea de mejor calidad, nuestros cuidadores estudian su historia de vida para ser capaces de comprender mejor el porqué de algunos comportamientos.

actividades demencia

Además, contamos con “referente en demencia” en cada uno de nuestros centros. Un especialista disponible para resolver cualquier duda sobre la demencia que puedan tener las familias, así como para conocer el estado y la evolución del paciente.

Este centro se adapta a las necesidades de cada persona con diferentes tipos de estancia: permanentes, temporales, de rehabilitación o postoperatorios.

Cuenta con Unidades de Convivencia Generales, destinadas a la atención de mayores con:

  • Demencias avanzadas y alta dependencia
  • Apoyo a enfermedad de Alzheimer y otras demencias
  • Atención de mayores Activos

Y Unidades de Convivencia Especializada para:

  • Apoyo de Rehabilitaciones Neurológicas: recuperación de ictus y neurológica general
  • Cuidados paliativos y final de vida
  • Ortogeriatría: rehabilitación traumatológica y postoperatorios
residencia valdeluz

Más allá de ser un centro especialista en el cuidado de demencias, no empleamos ningún tipo de sujeciones (ni subimos el uso de psicofármacos), sino que garantizamos la seguridad de los residentes mediante un sistema de control de errantes y sensores de movimiento. Además, disponemos de una sala de estimulación multisensorial y de un jardín terapéutico para poder maximizar los cuidados y el bienestar de los mayores. El uso de estas terapias no farmacológicas nos ayudan en el cuidado diario del mayor con demencia, facilitando la reducción o eliminación de psicofármacos.

Si crees que esto es justo lo que necesita tu familiar puedes solicitar una visita guiada en cualquiera de nuestras residencias: la residencia de San Blas, residencia en Leganés o residencia en Guadalajara para conocer más en detalle nuestros servicios e instalaciones.

  • Valdeluz Las Mercedes: c/ Cigoitia 13, 28022 Madrid (Junto al C.C. Plenilunio)
  • Valdeluz Leganés: c/ Los Frailes 17, 28914 Leganés (Madrid)
  • Valdeluz Ferial: c/ Ferial 35, 19002 Guadalajara

Tal y como subrayamos, la decisión de ingresar a nuestros seres queridos es compleja y, en ocasiones, dolorosa. Hay que tener en cuenta todas las opciones que existen y elegir la más adecuada, siempre poniendo por delante las necesidades de nuestro familiar, y las nuestras como cuidadores. Lo más importante es que el mayor con demencia esté en una residencia o en casa, tenga la mejor vida posible.

Residencia en leganés Valdeluz Mayores